Diputada Girardi: “La ministra de Educación sólo escucha lo que quiere escuchar”

El próximo lunes se legista la iniciativa que lidera Marcela Cubillos. Oposición acusa que esta favorecerá la segregación entre los estudiantes, por lo que votarán en contra.

El 13 de mayo, la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados votará el proyecto de Admisión Justa, iniciativa del Ejecutivo que ha generado un rotundo rechazo de la centro izquierda. Esto, ya que, según argumentan, sólo favorecerá la segregación en los establecimientos educacionales, por lo que adelantaron que votarán en contra de la idea de legislar sobre el proyecto, liderado por la ministra de Educación, Marcela Cubillos. Sobre este tema y la aprobación de la ‘Ley Ritalín’, Diario Concepción conversó con la diputada PPD e integrante de la comisión de Educación de la Cámara, Cristina Girardi, quien argumenta el por qué del rechazo de su sector.

– ¿Por qué el proyecto de Ley Admisión Justa es rechazado por la centro izquierda?

– Entendiendo que la Ley General de Educación, hoy, establece que son los padres los encargados de elegir un determinado establecimiento, Admisión Justa, que lidera la ministra Cubillos, vulnera no sólo la propia ley que ella dice defender, sino que también los derechos de los padres y los niños, ya que lo que se busca es que sea el colegio quien determine que alumno le sirve y no, lo que a ojos de nosotros es no sólo injusto, sino que carece de toda lógica.

– ¿Se pasa por alto la Ley de Inclusión que existe actualmente?

– Claramente, la selección implica que de alguna manera, aparte que deja de lado el derecho de los padres a elegir donde educador a sus hijos, no permite el derecho de igualdad de los niños.

– Es decir, ¿Admisión Justa favorecería la segregación?

– Hoy con el Sistema de Admisión Escolar (SAE), las familias deciden donde educar a sus hijos, a través de un sistema aleatorio que es ciego, donde el establecimiento no elige por capacidad del estudiante, bajo la premisa de ‘a mí me sirven los niños de estas características’, porque sí incentiva la segregación, ya que de aprobarse se dividiría a los estudiantes en establecimientos donde sólo entrarían alumnos con buenas notas y en otros a los que les cuesta más, o que tiene más dificultades de aprendizaje.

– ¿A su juicio, entonces, sería un retroceso para la educación chilena?

– El proyecto de Admisión Justa podríamos entenderlo como lo que ocurría en Sudáfrica, con el apartheid, cuando se determinaba los lugares donde sólo podían estar los blancos y en otro los negros. Con este proyecto de Ley pasa lo mismo, con la lógica que aquí está condicionado el mal llamado ‘merito’ que plantea la ministra, a una nota, no al esfuerzo del niño, que si bien puede que le vaya mal en matemáticas, puede tener otras habilidades.

– Si bien, ustedes votarán en contra del proyecto y la ministra Cubillos planteó que lo volvería a proponer el próximo año, ¿qué piensa de esta postura?

– A la ministra le preocupa ganar una especie de gallito, de demostrar fuerzas, con este proyecto que pretende implementar, se abre una cantidad de puertas hacia un sistema que tiene muchas perversiones y vulneraciones, por ende, da lo mismo lo que se le diga, ya que ella escucha a quién quiere escuchar y se alimenta de sí misma. Esto, ya que lo que se pretende instaurar, plantea la lógica neodarwinista, donde los más aptos tienen que vivir y los otros se tienen que morir, es decir, hay seres superiores y seres inferiores, atentando al desarrollo integral de los menores, empobreciendo la educación.

– Entonces, ¿lo que se debe mejorar es la actual Ley de Educación?

– Exacto, esperamos que aquellos que declararon que votarían en contra, lo hagan y en este año que la ministra amenazó con volver a presentarlo, podamos avanzar en otros temas que tienen que ver con las necesidades reales que tiene la educación, ya que, los proyectos que tienen que ver con mejorarla, no son los que está presentando el Ministerio hoy. Tenemos que velar por el proceso educativo integral del menor.

– ¿Cómo la aprobación de la Ley Ritalín?

– Efectivamente, si uno mide indicadores en Chile, como el nivel de medicación que tienen los niños en el sistema escolar, este es brutal y esto nos hace dar cuenta que el sistema está operando mal, se deben cambiar las metodologías estandarizadas que hoy tenemos en el país, logrando que el niño aprenda, sin necesidad de estar medicado. Es por ello, que la promulgación de esta Ley es muy importante, porque la medicación no aumenta el aprendizaje en los menores, es el sistema que los enferma, transformándolos en los ‘indeseables’ y al igual que la Admisión Justa, también los segrega, es por ello que fue un gran avance su aprobación.

– La promulgación de esta Ley es sólo un paso, ¿qué es lo que viene?

– Nosotros estamos preparando un proyecto de ley, que busca etiquetar los medicamentos psiquiátricos para los niños, donde se especifique los efectos adversos que puede tener usar este tipo de medicamentos, para que los papás lean sobre este tema, tal como se hizo con el sello de los alimentos.